Escándalo mediático, denuncias y correctivos en plena campaña

juan

El intendente debatió ayer con su círculo íntimo cómo evitar un mayor daño a su campaña. Al final, decidió responder con un “operativo despegue” a medias
El “Martín” del video de Juan Cabandié resultó ser Insaurralde.
Eso, sumado a la aparición en escena de la agente de tránsito de Lomas de Zamora que discutió con el legislador porteño y candidato K, y la confirmación de que el municipio la despidió luego del “correctivo” reclamado en la filmación por el dirigente camporista, fueron los condimentos perfectos para que la polémica trascendiera los límites porteños y termine salpicando también la campaña bonaerense del Frente para la Victoria (FpV) en la recta final a las legislativas.
“Para que Martín Insaurralde lo vea, no para que la eche, nosotros no queremos que nadie se quede sin trabajo, pero esta chica necesita un correctivo”, reclama al teléfono Cabandié en la segunda parte del video, grabado por un gendarme en mayo pero difundido en las últimas horas, que registró el operativo en el que casi le secuestran el auto. Al “Martín” a secas que nombraba en la primera filmación filtrada para que le aplique a la inspectora de tránsito “un correctivo, porque es una desubicadita”, en su defensa pública, el legislador lo había identificado como “una persona que trabaja en el Ministerio de Seguridad”. La revelación del apellido de su propia boca cayó como un balde de agua fría en el oficialismo. Al punto que, a pesar del proceso electoral que llega a su fin, ambos postulantes ayer se llamaron a silencio.
En paralelo, luego de que Cabandié la acusara de pedirle coima, para justificar su enojo filmado, Belén Mosquera se presentó ayer como la ex agente de tránsito que discutió con el candidato: negó la acusación y mostró el telegrama de despido, salida que relaciona con el incidente (ver aparte).
Estallado el escándalo, Insaurralde debatió con su círculo íntimo toda la tarde cómo contenerlo para evitar el mayor daño a su campaña. Al final, el intendente lomense decidió responder con un “Operativo Despegue” a medias.
“Cabandié nunca habló con Martín”, aseveró a El Cronista Guillermo Viñuales, jefe de Gabinete de Lomas. “(A Mosquera) no se le rescindió el contrato por pedir coima, no tenemos ninguna denuncia en ese sentido, sino por haberse ausentado dos veces de su puesto de trabajo para tomar café”, justificó el funcionario el despido de la agente de tránsito. Para demostrar que no es un hecho anormal, agregó que en lo que va del año, 43 personas recibieron el mismo telegrama.
“Lo respeto mucho a Juan y no estoy muy al tanto de lo ocurrido.
Sé que pasó un mal momento pero sé de su compromiso”, evitó definiciones, como suele hacer, el gobernador bonaerense Daniel Scioli, padrino de la campaña de Insaurralde.
Sin embargo, el camporista no salió indemne en el búnker del FpV provincial. “Por lo que se ve en el video, tal como está editado, la agente se comportó correctamente y no compartimos las expresiones ni el tono de Cabandié”, opinó Viñuales, deslizando como salvoconducto la edición de la filmación.
“No hicimos mal nada”, retrucó Insaurralde varias veces ayer, según supo este diario, cuando su interlocutor le proponía reincorporar a la inspectora despedida, salida que evaluaron horas.
Contenidos puertas afuera, en la mesa chica del lomense llovían los reproches contra Cabandié por no avisarle que la polémica podía alcanzarlos.
“Ni siquiera hoy lo llamó a Martín.
Parece que en privado también le cuesta pedir disculpas”, rumiaban.

Fuente: El Cronista

*

*

Top