Legistatura porteña: 10 horas de sesión, 200 proyectos, gritos, aplausos y hasta una apuesta de renuncia

cr

El legislador Cristian Ritondo defendió ayer el plan para crear una villa olímpica en el sur porteño, durante la megasesión de la Legislatura que debatió más de 200 proyectos y aprobó la colocación de parquímetros en casi todos los barrios de la Capital Federal.

Mauricio Macri puso en un serio apuro al bloque PRO de la Legislatura porteña al forzar que integren en la megasesión de ayer con más de 250 proyectos para aprobar la iniciativa que impondría el sistema de boleta única para las elecciones porteñas. El jefe porteño lo anunció en la reunión que mantuvo con Jorge Capitanich como la idea de sumar un punto a su carrera presidencial, pero el PRO fracasó. No es que no contó con los votos, sino que desde el combo UNEN, que debe prestarle las adhesiones para aprobar un proyecto sobre ese tema, le imponen que, si quiere boleta única, también sancione la ley de Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) que no existe para los cargos locales en la Ciudad de Buenos Aires. Además, UNEN, según adelantó el legislador y diputado nacional electo Fernando Sánchez, quiere discutir qué modelo de boleta se usará, prefiriendo el de la provincia de Santa Fe que menciona las categorías en la papeleta. Las PASO dividen al propio macrismo que ya tiene una interna a dirimir y ahora Macri deberá demostrar si realmente quiere, como dice, que sus candidatos peleen en una elección quién se postulará para sucederlo en 2015. El PRO intentará, el lunes que viene, en la última sesión del ciclo volver sobre el tema que requiere dos tercios del recinto, cuando el oficialismo reúne 28 votos de 60 bancas.
En cambio, el PRO consiguió que se transforme en ley la extensión del estacionamiento medido a la mitad del distrito.
Los legisladores, con la conducción de Cristian Ritondo, comenzaron al mediodía el debate del paquetazo de leyes y seguían anoche. El macrismo tampoco tendrá los votos para hacer una modificación del Código de Planeamiento Urbano para permitir la construcción de un shopping en la barrio porteño de Caballito. Hubo manifestaciones en contra de ese proyecto y también contra la iniciativa de crear un instituto de evaluación de la calidad educativa, lo cual complicó el ingreso a la Legislatura.
La sesión comenzó con la aprobación de decenas de proyectos referidos a declaraciones de ciudadanos ilustres, condonaciones de deudas o ratificación de medidas de tránsito temporales, imponer el nombre de “La calesita de don José a un jardín de infantes; llamar Arturo Illia al Hospital de Quemados y, entre otras, una ley que obliga a los locales de comida a contar con al menos dos sillas o sillones para personas obesas.
El debate se extendió durante el debate del megaplán para la Comuna 8 (barrios Soldati, Riachuelo y Lugano) del cual quedó un miniplán para promover el deporte y permitir la concesión, ya no venta de terrenos, a fabricantes de artículos relacionados con la actividad, que fue aprobado luego de horas de discusión. “Por iniciativa del Frente para la Victoria porteño se frenó el proyecto de ley original, presentado por el PRO, que implicaba la venta de tierras y la especulación inmobiliaria en desmedro de los habitantes de la zona sur y se aprobó una ley que incentiva la producción y el desarrollo económico en la Comuna 8 mediante la construcción de la Villa Olímpica”, explicó el titular del bloque K, Juan Cabandié, diputado nacional electo.
Otro tema polémico fue la extensión del estacionamiento pago a todos los barrios de la Capital Federal, que obligará a los vecinos a contar con una credencial para no pagar por estacionar en las puertas de sus casas.
Desde la Coalición Cívica, Maxi Ferraro consideró que el proyecto era “meramente recaudatorio” y no contribuía a una mejora al tránsito. Lo mismo explicaron Rubén Campos, de la UCR, y Aníbal Ibarra (filo-K) anticipando su negativa a esa ley que divide en cinco zonas la Capital para concesionar parquímetros. Del PRO, Daniel Presti dijo que “se han reducido miles de espacios que estaban tarifarios”. La ley fue aprobada y comenzará aplicarse una vez que el Gobierno porteño convoque a licitación y otorgue las concesiones, para lo cual las empresas contarán con seis meses para la instalación de los parquímetros.

Fuente: Ámbito Financiero

*

*

Top