Nueva conexión en Retiro con la Autopista Illia

illia

La autopista Illia se convirtió en las últimas semanas en un tema de agenda común entre los Gobiernos de la Nación y la Ciudad. En algunos casos, para pelearse, como fue el piquete que durante ocho días la mantuvo cortada a fines del año pasado. Esta vez, para mostrarse juntos: el ministro de Transporte Florencio Randazzo y el jefe de Gabinete porteño Horacio Rodríguez Larreta brindaron ayer en conjunto detalles de cómo será la construcción de una subida y una bajada de la vía a la altura de Retiro.

La obra estaba trabada desde 2011, porque ambos gobiernos no habían alcanzado un acuerdo sobre la cesión de tierras que pertenecen al ferrocarril y que eran necesarias para la construcción de los accesos. El ministro Randazzo aseguró ayer que “esta obra, que se construirá sobre terrenos nacionales que hemos cedido a pedido de la Presidenta, beneficiará a miles de automovilistas ya que va a distribuir la demanda actual que ingresa y egresa exclusivamente por la 9 de Julio”.

En tanto, Rodríguez Larreta afirmó: “Es un muy buen ejemplo de que trabajando juntos Nación y Ciudad se puede ayudar a la gente a tener una mejor calidad de vida”. Y el subsecretario porteño de Tránsito y Transporte, Guillermo Dietrich, agregó: “Es una obra muy importante que permitirá reducir a la mitad los tiempos de viaje en ese tramo”.

La subida tendrá un carril y será montada a la altura de la calle Facundo Quiroga, y permitirá que los autos que circulan por Libertador hacia el norte puedan subir a la Illia en forma directa, sin tener que desviarse para entrar por la 9 de Julio. En tanto, la bajada, de dos carriles, saldrá a Libertador a la altura de Montevideo, lo que permitirá acceder a la zona de Recoleta sin entrar a la 9 de Julio. Ambos accesos tendrán 300 y 350 metros de largo, respectivamente.

Randazzo ya se había mostrado junto al jefe de Gobierno Mauricio Macri el 16 de diciembre, cuando ambos recorrieron las obras de ampliación de la Illia. Se trata de un proyecto que debería haber sido inaugurado en 2010, pero que se retrasó porque ambos gobiernos no se ponían de acuerdo sobre quién debía correr el cerco perimetral del aeroparque Jorge Newbery, para permitir la apertura de la nueva traza, por un problema con la ubicación de los radares que se utilizan para el aterrizaje de los aviones. Tras las elecciones, llegó el acercamiento político y se retomó la construcción del tramo, que tendrá 1.100 metros, unirá la autopista con la avenida Cantilo y permitirá una mejor salida hacia la General Paz. Sería inaugurado en mayo. A la Illia la usan unos 52.000 vehículos por día en sentido al centro y unos 30.000 hacia el norte.

Fuente: Clarin

*

*

Top