Banco ciudad lanzó nuevos créditos hipotecarios con tasas desde el 18%

El factor disparador fue el recupero de los fondos por sentencias judiciales que habían sido compulsivamente transferidos en 2013 al Banco Nación, por efecto de la bautizada Ley Conti, tras ganar el Banco Ciudad el juicio contra la constitucionalidad de esa norma.

Ahora, para acceder a un crédito hipotecario de $600.000 para comprar la primera vivienda y a pagar en 20 años con una cuota inicial de $9.275, la entidad exige un ingreso familiar demostrado de 23.188 pesos mensuales.

El jefe de Gabinete y electo Jefe de la Ciudad Autónoma de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y el presidente de la entidad, Rogelio Frigerio, anunciaron mejoras en tasas, plazos y montos para los préstamos que realiza la entidad a los contribuyentes porteños.

Los hipotecarios para primera vivienda pasan de 15 a 20 años de plazo para el público en general, a una tasa del 18% anual fija durante el primer año y luego variable (Badlar + 150 puntos básicos).

“Vuelven los créditos a 20 años gracias al fallo de la Justicia que le devolvió a los porteños la posibilidad de acceder a financiamiento para acceder a su primera vivienda”, dijo Larreta en conferencia de prensa. A mediados de agosto, la sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial decidió que los fondos judiciales en disputa con la Nación desde la sanción de la Ley Conti vuelvan al Banco Ciudad, lo que restituyó capacidad financiera a la entidad porteña.

Larreta sostuvo que la administración porteña “jamás entendió la explicación” que daba la Nación para litigar contra el Gobierno porteño por los fondos judiciales y se inclinó por adjudicarlo al “daño por el daño mismo”.

Los créditos hipotecarios para la Zona Sur de la Ciudad también se extenderán de 15 a 20 años, pero con una tasa del 16% fija durante un año y luego Badlar más 50 puntos básicos.

Unos 10.833 clientes a los que en 2013 la entidad le había aumentado la tasa de interés cuando perdió los fondos judiciales se verán beneficiados con un recorte del 1,53 puntos porcentuales.

Los préstamos personales -destinados principalmente para consumo- tendrán una tasa fija del 32% anual, con un plazo que ascenderá de 60 a 72 meses, precisó Rogelio Frigerio.

Para las PyME de la Ciudad, los plazos de extienden en las líneas “Bienes de Capital, “Ciudad Distritos/polos de CABA””, y “Ciudad Leasing”, de 60 a 72 meses, mientras que para Capital de Trabajo pasarán de un máximo de 48 a 60 meses.

La Argentina, atrasada en créditos hipotecarios

Rogelio Frigerio indicó que la entidad destina un 15,51% de su arqueo a créditos hipotecarios, por lo que es en el país el segundo banco público (detrás del Nación) que más oferta presenta a los ciudadanos para que puedan comprar su primera vivienda.

Según el banquero, si los demás bancos públicos de la Argentina imitaran a la entidad porteña se generarían unos 100.000 nuevos préstamos hipotecarios por año en el país, lo que colaboraría a reducir el déficit habitacional.

“En los últimos diez años hubo un aumento del 6% en la cantidad de familias que alquilan”, afirmó Frigerio y agregó que eso respondería a “un modelo económico” que no facilita las condiciones para acceder a financiamiento.

El banquero indicó que en un ranking de diez países americanos, la Argentina ocupa el último puesto de porcentaje de hipotecas sobre el Producto Bruto Interno con “un raquítico 1,1″, por detrás incluso de Ecuador y Venezuela.

El vicepresidente de la entidad, Juan Curutchet, destacó la vigencia inmediata de la sentencia. “Recuperaremos ya mismo los nuevos depósitos, a partir de la notificación que se hizo en forma inmediata a las Cámaras de Apelaciones Comercial, Laboral y Correccional. Nuestra estructura de la Sucursal Tribunales está intacta porque habíamos decidido preservarla, aun a pérdida, porque teníamos la esperanza de que se invalidara esta ley arbitraria e inconstitucional”.

“Además –precisó Curutchet– la Cámara le prohíbe al Banco Nación abrir nuevas cuentas judiciales”, y detalló las consecuencias prácticas de la medida: “Con esto gana la gente ya que podremos bajarle la tasa a los clientes a los que se la habíamos tenido que subir cuando nos quitaron los depósitos. Estimamos recuperar un flujo de unos 1000 a 1500 millones por año. Con esa plata estiramos los plazos de las líneas hipotecarias, pyme y personales, lo cual hará más fácil el acceso a la vivienda para los asalariados, el financiamiento a empresas y el consumo al público en general. Gana también la Justicia, los abogados, los auxiliares, los peritos contadores porque brindamos un mejor servicio”.

Fuente; Infobae

*

*

Top