Truchada Argenta: para evadir retenciones, exportan maíz mezclado con soja

campo

En las últimas horas comenzaron a circular versiones que aseguran que un numeroso grupo de Pymes agroexportadoras localizadas en la región central del país estarían incurriendo en polémicas prácticas para evadir el pago de retenciones.

Según pudo averiguar La Política Online con varias fuentes del sector, la jugada de estas firmas consiste básicamente en la exportación de una mezcla molida obtenida a partir de granos de maíz (5%) con harina de soja (95%).

De esta manera, las Pymes agropecuarias tributan al Estado un 5 por ciento en concepto de derechos de exportación. Se trata de un negocio extraordinario teniendo en cuenta que el maíz y la harina de soja pagan un 20% y un 32% respectivamente.

“Las empresas encontraron un vacío legal y lo están aprovechando para pagar menos impuestos; el problema es que no solamente estafan al Estado, sino también a los productores a los que le compran el insumo”, comentó un analista agropecuario.

Para tener una idea, según cálculos que se hicieron en el sector exportador, a partir de esta maniobra (lo que se podría caracterizar como “viveza criolla”) en el primer semestre de este año las Pymes lograron evadir más de $ 694 millones al fisco.

Así las cosas, si la mezcla de maíz con harina de soja estuviera gravada con un derecho de exportación del 32%, las firmas deberían haber tributado aproximadamente unos u$s 150 millones y no los u$s 20 que se cree que pagaron.

Los que entienden del tema remarcaron a este medio el enorme y misterioso crecimiento que vienen registrando las exportaciones argentinas de esta novedosa mezcla, destinada fundamentalmente a alimento balanceado.

En este sentido, en los primeros seis meses del año se exportaron más de 1 millón de toneladas, mientras que en 2012 los envíos al exterior fueron en total de unas 900.000 toneladas y en 2011 alcanzaron las 500.000 toneladas (siguiendo esta tendencia, el aumento sería de 127% respecto al año pasado y del 258% en relación a 2011).

Los principales mercados compradores de este producto son Chile, Vietnam, Cuba, Holanda, Nueva Zelandia, Uruguay, Hong Kong, Singapur, Indonesia, Marruecos, Filipinas, Malasia y Taiwán, entre otros países.

Por último, LPO se comunicó con fuentes de la Administración Fiscal de Ingresos Públicos (AFIP), quienes dijeron desconocer esta maniobra, aunque aseguraron que en caso de que se constaten se aplicarán duras sanciones.

Fuente: LPO

*

*

Top